- JUL '18 CASTILLO DE LA CALAHORRA (GRANADA).

La Gatha me dijo: ¿Vamos a tomarnos una hamburguesa donde tu ya sabes?
Pues claro, pero primero pasamos por un castillo que tengo pendiente.
Resumiendo, cómo ir de Alicante hasta Almería pasando por Granada. 



GATHOLACALAHORRA
Salimos por la tarde desde Denia y ponemos rumbo Suroeste.
Todo autovía, se hace aburrido pero avanzas mucho.
Ya estamos en La Calahorra y se ve el castillo que mañana conquistaremos.







GATHOLACALAHORRA
Zoom.







GATHOLACALAHORRA
Tomamos posesión de nuestra habitacion.
Esta vez me he dado el gustazo de pillar un hotelito de esos de cuatro asteriscos.







GATHOLACALAHORRA
La moto duerme ahí, me lo he gastado todo y no me queda nada para el parking, jaaaaaaaaa.







GATHOLACALAHORRA
La habitación está muy bien.







GATHOLACALAHORRA
El hotel también.







GATHOLACALAHORRA







GATHOLACALAHORRA
Conservan maquinaria antigua.







GATHOLACALAHORRA
Unas cervecitas en la terraza chill-out.
No hay nada como aparentar tener dinero para que te traten bien, je, je.







GATHOLACALAHORRA
La Gatha se lo pasa bomba.







GATHOLACALAHORRA
Unas tapitas mientras escuchamos de fondo el "Admiral Halsey" de Paul McCartney, una gozada.







GATHOLACALAHORRA
Tarjetas electrónicas, llaves de plástico, buf, no estoy acostumbrado a esos lujos.







GATHOLACALAHORRA
Eso me gusta más, la típica pizza 4 quesos.
Unos chupitos, tequilas y orujos y a dormir la mona, que mañana hay que conquistar un castillo.







GATHOLACALAHORRA
Amanece soleado, eso me alegra.







GATHOLACALAHORRA







GATHOLACALAHORRA







GATHOLACALAHORRA
Nos despedimos del hotel, muy cuco.







GATHOLACALAHORRA
Gaaaaaaaassssssssss.







GATHOLACALAHORRA







GATHOLACALAHORRA







GATHOLACALAHORRA
Entramos, hay un señor mayor que hace de guía y vale 3 €.







GATHOLACALAHORRA







GATHOLACALAHORRA







GATHOLACALAHORRA







GATHOLACALAHORRA







GATHOLACALAHORRA







GATHOLACALAHORRA







GATHOLACALAHORRA







GATHOLACALAHORRA







GATHOLACALAHORRA







GATHOLACALAHORRA







GATHOLACALAHORRA







GATHOLACALAHORRA







GATHOLACALAHORRA







GATHOLACALAHORRA







GATHOLACALAHORRA
La bañera.







GATHOLACALAHORRA







GATHOLACALAHORRA







GATHOLACALAHORRA
Ya salimos.
El señor lo explicó todo muy bien, me llevo un buen recuerdo de la visita.







GATHOLACALAHORRA
Ahora le damos la vuelta completa por fuera.







GATHOLACALAHORRA







GATHOLACALAHORRA







GATHOLACALAHORRA
Recuerdo la explicación de antes, eso fue un añadido posterior, había que modernizarse y poner troneras.







GATHOLACALAHORRA







GATHOLACALAHORRA







GATHOLACALAHORRA







GATHOLACALAHORRA







GATHOLACALAHORRA








GATHOLACALAHORRA







GATHOLACALAHORRA
Solo hay una puerta para entrar al castillo y es esa.







GATHOLACALAHORRA







GATHOLACALAHORRA
Unos posados de la Bicha-7.







GATHOLACALAHORRA







GATHOLACALAHORRA







GATHOLACALAHORRA
Yo también estaba, je, je.





GATHOLACALAHORRA
Vista del hotel desde el castillo.







GATHOLACALAHORRA
En un círculo pongo nuestra habitación.







GATHOLACALAHORRA
Últimas fotos del castillo y nos vamos hacia San José, en Almería.







GATHOLACALAHORRA







GATHOLACALAHORRA







GATHOLACALAHORRA
A la hora de comer ya estamos en una hamburguesería que ya conocemos de tiempos pasados.
Se trata del Maimono en San José, un lugar especial para nosotros.







GATHOLACALAHORRA
La famosa hamburguesa.







GATHOLACALAHORRA
Toma ya.







GATHOLACALAHORRA
Los postres tampoco están nada mal.







GATHOLACALAHORRA







GATHOLACALAHORRA
Saben aprovechar los barriles de cerveza como asientos.







GATHOLACALAHORRA
Apenas a 20 metros tenemos la playa, echamos una ojeada a izquierda.







GATHOLACALAHORRA
A la derecha, hacia el cabo de Gata.
Estamos en julio y hay poca gente.







GATHOLACALAHORRA
Último adiós y nos volvemos a casa, que nos quedan casi 400 km.
Con lo que me queda de gasolina llegamos, je, je.







GATHOLACALAHORRA
Mapa de ruta.
923 km.



Miauuuuuuuuuuuuuuuuuu.

.

.

.

No hay comentarios: