- JUN '21 LA PEQUEÑA SUIZA MANCHEGA.

Hoy nos damos un garbeo por la pequeña Suiza manchega pasando por el embalse de Talave, Liétor, Aýna y el Batán de Bogarra con parte de la ruta de las esculturas.




Primera parada técnica en la venta Pascual de Hellín.
Lo de técnica se puede sustituir por gastronómica.
Me sorprendió que no hubiese mucha variedad de dulces como es habitual y el almuerzo se ha encarecido, sin ensalada ni cacahuetes, bocata lomo-queso, agua y café por 9 €, ya no volvemos.








Presa del embalse de Talave.
















Nos acercamos a Liétor y bajamos por la antigua carretera.








Yo también estaba, je, je.
















Cosas de pueblo...
















Estacionamos lo justo para hacer la foto y nos largamos antes de que nos denuncien.
















Esta foto no tiene nada de especial salvo que hace cuatro años nos alojamos en esa posada y visitamos toda la zona incluyendo también el castillo de Peñas de San Pedro, la torre del reloj en Tobarra, el castillo de Montealegre del Castillo, el de Caudete, etc.
Pongo un enlace a mi crónica de entonces:








Bonito todo.








Muy bien cuidado, sin suciedades.








Nos acercamos al Mirador del Diablo de Aýna.








Ahora iremos a hacernos la foto en ese lugar típico.








Zoom.








El pequeño castillo ya lo visitamos, he puesto el enlace antes.








Isidro posa como un gentleman.








Nosotros, pues eso, como locos moteros en un sidecar inglés.








Esto es un recuerdo de la película que se rodó aquí y que para mí es un bodrio infumable, un insulto al séptimo arte.
Cine de culto lo llaman algunos, jaaaaaaaa.








Volvemos sobre nuestros pasos para ir hacia Bogarra, no sin antes hacer un poco de postureo con las magníficas curvas.
















Espectacular trazado.
















Si eres repartidor y vas con un camioncito ya no tiene tanta gracia.








En Bogarra vamos a visitar la ruta de las esculturas desde la zona Este hacia el Oeste.
















































































Es casi la hora de comer, son tres kilómetros de ruta y voy a ver lo que aguantan los compañeros.
















































































































Oigo refunfuñar mi nombre en arameo, así que damos media vuelta y vamos a comer.
Nos hemos dejado más de la mitad del trazado, lo haremos otro día más ligeros de ropa.








Empezamos de tapeo.








Hay que ver cómo les cambia la cara cuando hay comida delante, se le parecen a uno que yo me se, je, je.








Esta foto es para acordarme del nombre del bar.








El queso frito con mermelada me encanta.
También pedimos unas bravas y magro con tomate.








El postre, algo que no puede faltar.
Por 10 € cada uno nos hemos puesto finos.








El Batán de Bogarra.
Desde aquí sale la otra parte de la ruta hacia las esculturas y que hoy no la haremos.








Ya estuve aquí en el año 2013 visitando Aýna, Riópar, el pequeño embalse de Arroyofrío y Cazorla.
Si queréis ver fotos aquí pongo la crónica de entonces:








































































Última foto y nos vamos, tenemos que poner gasolina en Elche de la Sierra y nos quedan casi 300 km. hasta casa.








Antes de llegar a casa hacemos una visita a nuestro amigo José que tiene un bar en Alcalalí.








Mapa general de ruta.








Ampliado en la zona interesante.


En fin, 612 km. de diversión y nos vemos en la próxima.
Ya sólo me quedan 5.700 km. para cumplir los míticos 300.000 a mi Ténéré.

.

.

.

No hay comentarios: