- ENE '13 BERNIA.

Hoy subimos al fuerte de Bernia y después a su cima situada a 1.128 m.
Salimos desde Denia y cogemos la N332 rumbo Sur, nos desviamos hacia Altea la Vella y seguimos hacia Callosa d'en Sarriá.
Subimos una pequeña carretera y llegamos hasta 38º39'28,80"N   0º03'17,50"W.






Se puede subir un poco más pero dejamos aquí a la Bicha.












Empezamos la subida a patita.






Hasta el fuerte tenemos 1.100 metros que son 30 minutos aproximadamente.






El camino es fácil.






Muy fácil.






Hemos llegado al fuerte sin problemas.






Fue en el año 1562 cuando Felipe II mandó construirlo






Algunos dijeron que era una obra inútil y al final el tiempo les dio la razón.


















La Gatha tomando un descanso.






Empezamos la subida a la cima, estamos a 803 m. de altura y vamos a llegar a los 1.128 m., poca cosa.






Empieza suave.






Vista del fuerte.






Seguimos la senda, una de tantas.






Parece que se acaba, pero no.






Un poco de escalada para darle algo de emoción.
























Cosa fácil, en un círculo tenemos el vértice geodésico de la cima.






Ya lo tengo en mis manos.






La Gatha posa contenta, desafío conseguido.












Yo también estaba, je, je.






Echamos un vistazo a la moto.






Ampliamos y vemos que sigue todo en orden.
Hay un individuo ahí observando, lo seguiré de cerca.






Posado de la Gatha.






Vista de Altea, el Albir y parte de la Serra Gelada de Benidorm.






Tomando posiciones.












Al fondo el peñón de Ifach.






Algo más cerca.






Empieza a cubrirse con unas nubes.






Ya casi no se ve.












Empezamos a bajar tranquilamente.












Por aquí no es, je, je.






Un par de metros de descenso.






Hay una cadena para sujetarse.






Sin problemas.


















No es ningún trucaje del photoshop.






Ésta es la inclinación correcta.






La Bicha nos esperaba impacientemente.












Aprovechando que le puse las tres maletas fuimos a ver un huerto de naranjos de un amigo y cogimos unas cuantas. Al llegar a casa las puse en la báscula y pesaban 27 kilos netos.






Mapa de ruta.


Hasta otra.

Miauuuuuuuuuuuuuuuuuuu.

.

.

.

2 comentarios:

Capitán Salas dijo...

Ese huerto yo también me lo conozco, en mi tierra se llaman naranjas luneras, jajaja

GATHO dijo...

No, no, lo que ocurre es que a mi amigo después de vender 38.000 kilos de naranjas le han pagado 300 €, eso no es rentable y prefiere dejarlas caer antes que hacer el gilipollas. Eso me dijo.